ENDODONCIA

PIDE TU CITA

pide-cita Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo para estudiar tu caso y fijar una cita en la fecha más próxima a la indicada.

ENDODONCIA

Es una disciplina que se enmarca dentro de la odontología conservadora , por tanto sirve para conseguir la preservación de la salud de los dientes. Existe desde hace ya muchos años como especialidad .

 

“En la imagen, una gran caries que solo puede ser salvada mediante una endodoncia.”

 

La finalidad del tratamiento se podría definir como la última oportunidad para hacer que un diente no tenga que ser extraÍdo. En la actualidad es un tratamiento habitual, pero hasta hace poco no era tan practicado y se procedía muchas veces a hacer extracciones que en muchos casos no serían necesarias si se realizase una endodoncia 

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

¿Qué es la endodoncia?

Para explicarlo muy superficialmente , es lo que la gente en general conoce con el nombre de “quitar el nervio“, y la verdad es que ese nombre no va muy desencaminado a la hora de definir en qué consiste hacer una endodoncia. Sin embargo es ésta una técnica muy meticulosa que requiere mucha habilidad y paciencia para ser realizada adecuadamente y el hecho de “quitar el nervio” es solo uno de los pasos a realizar a la hora de hacer una endodoncia.
A la endodoncia como especialidad se le han ido añadiendo otras tareas como son la apicoformación , la pulpotomía o también la reimplantación de dientes avulsionados.

¿Cuándo hay que realizar una endodoncia?

Como ya hemos mencionado, la endodoncia es la última oportunidad para “salvar” un diente y librarlo de una extracción segura. En la antigüedad los dientes que dolían eran extraídos sin dudarlo, pero en la actualidad la extracción es siempre el último recurso, y ello gracias a la endodoncia.
La primera indicación para realizar un tratamiento de endodoncia es la caries. Cuando esta es de grandes dimensiones llega a afectar a la pulpa dentaria (nervio) produciendo dolor. En un principio se notará el frío cuando se toma una bebida fresca, más adelante se nota molestia cuando se come y un dolor agudo al beber, en una siguiente fase de la proliferación de la caries se notarán los alimentos calientes, para unos días después notar dolor por la noche al acostarse y, finalmente si no se hace nada, dolerá espontánea y continuamente. Si a pesar de tener dolor no se acude al dentista en unos días se formará un flemón. En la mayor parte de las ocasiones cuando un paciente acude a una revisión con sensación de sensibilidad a las bebidas frías y su causa es una caries, el problema se soluciona haciendo una obturación simple y no es necesaria la endodoncia. Sin embargo si se espera mucho tiempo lo más probable es que la caries haya proliferado tanto que la endodoncia sea imprescindible para mantener el diente sin molestias.
Otra indicación es la enfermedad periodontal. Por pérdida de hueso alveolar, gran parte de la raíz de un diente se expone fuera de la encía y se produce dolor e inflamación entonces la endodoncia es un tratamiento que evita estas molestias mejorando el estado periodontal.
La luxación de un diente por accidente, por ejemplo cuando se muerde algo demasiado duro es otra de las indicaciones , si después de darle reposo al diente afectado no se cura y continúa con dolor se puede producir una periodontitis aguda más dolorosa que dura más de una semana, en ese caso, sería necesario la realización de una endodoncia.
Las fracturas dentarias por accidentes tanto de circulación como por prácticas de deportes son habituales. Lo más frecuente es la fractura de los incisivos centrales superiores y muchas veces se produce exposición pulpar (el nervio queda al descubierto porque la fractura es muy amplia) y para que no se infecte es necesario hacer endodoncia. Cuando esta fractura ocurre en un niño menor de 12 años lo normal es que el ápice del diente no esté todavía completamente formado y entonces será necesario realizar lo que se conoce con el nombre de apicoformación.

¿Cómo se realiza una endodoncia?

Después de anestesiar la pieza que va a recibir el tratamiento, se accede a la cámara pulpar (área del nervio que se encuentra en la corona del diente) mediante una fresa de diamante. A continuación se procede a la pulpectomía que es el proceso conocido como “quitar el nervio”.

Esto se realiza con unas limas de endodoncia (son como una agujas de diferentes medidas que tienen su superficie rugosa ) calibradas para medir la distancia a la que se debe llegar para retirar toda la pulpa dentaria que recorre las raíces por su interior y se hacen radiografías para calibrar la longitud de trabajo de las limas y asegurarse que la endodoncia se realiza adecuadamente. Tras preparar los conductos radiculares adecuadamente , todo el interior debe ser rellenado y sellado hasta los ápices de las raíces.

¿Todos los dientes con problemas se pueden salvar gracias a una endodoncia?

No todos. Hay dientes que son irrecuperables por varios motivos:
1. Dientes con caries tan grandes que no se pueden restaurar.
2. Aquellos dientes con infecciones graves. Muchos de los dientes que están infectados se pueden recuperar por medio de un tratamiento de endodoncia adecuado, sin embargo el porcentaje de éxitos es inferior si lo comparamos con los dientes que no lo están y que reciben el mismo tratamiento.
3. Dientes con gran pérdida de soporte periodontal.

Siempre hay que tener en cuenta que la endodoncia es un último recurso para salvar un diente que está perdido y que pueden surgir (raras) complicaciones durante el tratamiento. En principio un diente poco afectado tiene todas las probabilidades de ser salvado pero estas decrecen conforme le vamos añadiendo afecciones como son el crecimiento de la caries o la infección.