Higiene dental

Conserva tu boca en un estado óptimo

PIDE TU CITA

pide-cita

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo para estudiar tu caso y fijar una cita en la fecha más próxima a la indicada.

HIGIENE DENTAL

Aparatología dentalLa higiene dental es la parte más importante de cualquier tratamiento ya que de ella depende la óptima  conservación de la salud bucodental.

Si no se realizan los cuidados adecuados es imposible que los tratamientos realizados conserven su eficacia a lo largo del tiempo. Por eso damos un amplio asesoramiento a nuestros pacientes, para que adquieran buenas costumbres en sus prácticas diarias de higiene dental.

Comerse las uñas, el tabaquismo, ingerir azúcares a deshoras como  gominolas, caramelos o chicles es algo totalmente desancosejado.

“Es  muy importante adquirir y mantener una  correcta rutina de cepillado después de cada comida.”

Estos cuidados tienen su porqué en la existencia de la placa bacteriana; bacterias (con hasta 600 especies microbianas diferentes catalogadas) que se multiplican a gran velocidad en un medio húmedo, como la cavidad oral, si encuentran en su entorno los nutrientes apropiados, es decir: los restos de comida que no hemos limpiado bien.

La placa bacteriana es la causante de la mayor parte de las enfermedades de la boca. Las dos más comunes son la caries y la enfermedad periodontal, causantes a la larga de la pérdida de los dientes.

Es necesario, insistimos, utilizar una correcta técnica de cepillado. Existen varias, y no hay una adecuada para todos, ya que esta viene determinada por morfología de la dentición, destreza manual del paciente, etc.

“En la clínica dental Araujo, recomendamos la técnica Bass de cepillado.”

Esta permite eliminar las bacterias que se encuentran en el margen gingival, causantes de las enfermedades de las encías. Consiste en inclinar el cepillo 45º grados entre diente y encía, de manera que los filamentos estén en contacto con el margen entre ambos y abarcando dos o tres dientes. Conviene hacer movimientos verticales en dirección hacia la corona sin hacer demasiada presión para no dañar la encía. En las superficies de masticación de molares y premolares se ejecuta un movimiento más amplio de vaivén a lo largo de toda la arcada. En los dientes anteriores, por la cara lingual, se debe realizar con el cepillo colocado verticalmente.

Al elegir nuestro cepillo es mejor que el tamaño del cabezal no sea muy grande y que los filamentos sean medios o suaves, para adaptarse mejor a la anatomía dental y no ser abrasivos. El cepillo se debe cambiar aproximadamente cada 2-4 meses; lo que dependerá de su desgaste. Un cepillo desgastado no consigue una adecuada eliminación de la placa bacteriana y, además, puede lastimar las encías. Si usamos un cepillo eléctrico debemos recordar que ya tiene movimiento y que, por lo tanto, tiene la ventaja de que con solo apoyarlo en la superficie de la encía y los dientes ya es suficiente.

Para limpiar entre los dientes (espacios interproximales), utilizaremos cepillos interproximales con los vástagos de goma o teflón de diferentes tamaños. Es muy importante limpiar estas zonas al menos una vez al día, ya que representan un 40% de las superficies dentales.

OTROS CONSEJOS

Utilizar irrigadores bucales

La aplicación directa de un chorro de agua o colutorio bucal ayuda a la eliminación de las bacterias depositadas en los dientes, las encías y los lugares de difícil acceso.

Realizar enjuagues bucales

De uso diario o específicos según las necesidades, ayudan a conseguir una higiene bucal completa, reducir eficazmente la placa bacteriana y proporcionar el máximo frescor.

Controlar el consumo de alimentos azucarados

Lo ideal es evitar comerlos pero, si se consumen, es importante lavarse después los dientes.

Acudir regularmente al dentista

Es aconsejable visitar al dentista para que realice una revisión de la boca por lo menos 1 ò 2 veces al año.

Educación en la higiene oral

Es importante la educación en la higiene oral desde niños. Es responsabilidad de los padres el enseñar a sus hijos. Las primeras piezas comienzan a salir alrededor de los seis meses de edad más o menos, y a los 3 años ya se ha completado la erupción de la dentición de leche que está conformada por 10 piezas en cada arcada, en total 20.

Control del sangrado de encías

Si al cepillarse normalmente se produce sangrado, quiere decir que existe gingivitis y ello implica un comienzo de inflamación de la encía. Lo que no debe de hacerse en estos casos es dejar de cepillarse, pues entonces la gingivitis se incrementará, lo que tiene que hacerse es cepillarse con más intensidad. Si el sangrado persiste, entonces debe de pedirse una cita para evaluar el estado de las encías y su evolución.

Colutorio y pasta específicos

Existen colutorios y pastas de dientes específicos para cada paciente. Las casas comerciales nos nutren de los productos más novedosos fruto de las investigaciones que llevan a cabo dejándonos muestras que nosotros ofrecemos a cada paciente específicamente según sus necesidades. En general las marcas comerciales más conocidas tienen pastas de dientes y enjuagues para el mantenimiento general, estos son los productos de primera elección para toda la población en general, y ayudan a la acción de barrido que se lleva a cabo con el cepillo, arrastrando los restos alimenticios y la placa bacteriana, pero también incorporan componentes que dejan buen sabor de boca así como otros que se dedican a destruir químicamente a las bacterias que forman la placa bacteriana. También existen geles de tratamiento específico para combatir la enfermedad periodontal, otros para eliminar la hipersensibilidad dentinaria tan desagradable, otros para la boca seca (xerostomía). Por ello es importante que cada paciente se asesore después de la valoración clínica de su boca.